Sindrome Nefrótico


Definición y características:

El síndrome nefrótico se caracteriza por la presencia de:

. Porteinuria masiva (único criterio imprescindible para el diagnóstico). Según las publicaciones, los límites de la proteinuria nefrótica pueden ser de 3 ó 3,5 grs. por día. La proteinuria normal en una persona sana debe ser menor a 150 mg por día.

. Hipoproteinemia e hipoalbuminemia (menor a 2.5 grs. por dl)

. Habitualmente hipertrigliceridemia e hipercolesterolemia

. Lipiduria, cilindruria, con o sin microhematuria.

. Edemas (muy frecuentes, aunque su presencia no sea necesaria para el diagnóstico), ascitis, poliserositis, anasarca.

. Habitualmente aumento de la alfa 2 y beta globulinas

. Hipercoagulabilidad

. Tensión baja. Sólo ocasionalmente alta.

. Función renal conservada o no.

. Tendencia a la oliguria.

Se puede denominar síndrome nefrótico a la combinación de proteinuria masiva, hipoprteinemia, hiperlipidemia y edemas, aunque también se puede utilizar para designar la pérdida masiva de proteínas únicamente.

El síndrome nefrótico se denomina bioquímico hasta que aparecen edemas llamándose entonces sidrome nefrótico clínico. Proteinurias tan intensas como para alcanzar el rango nefrótico evocan un trastorno glomerular, más que una alteración tubulointersticial o vascular. El síndrome nefrótico asociado a HTA, insuficiencia renal o hematuria se denomina impuro.

Etiología:

Las causas más frecuentes de síndrome nefrótico son la enfermedad de cambios mínimos (en niños), la glomerulopatia membranosa idiomática (en adultos), la glomeruloesclerosis focal, la glomerulonefritis membranoporliferativa, la glomeruloesclerosis diabética y la amiloidosis.

Fisiopatología:

Se debe aun aumento anormal de la permeabilidad de la membrana basal glomerular a las proteínas del plasma, que condiciona la pérdida de proteínas por orina.

Clínica y complicaciones:

El síndrome nefrótico es la forma de presentación más frecuente de las neuropatías glomerulares. Constituye alrededor del 30% en todas las edades.

Las complicaciones se suelen observar en los casos con síndrome nefrótico grave: edemas generalizados, reducción del filtrado glomerular por debajo de 50 ml/min, proteinuria superior a 5 grs/dia, hipoalbuminemia severa inferior a 2 grs/dl. E hiperlipidemia superior a 1.5 veces el valor basal.

Tratamiento:

Si es posible se intentará corregir la causa (corticoides en el caso de glomerulonefritis de cambios mínimos). Independientemente del tratamiento específico, deben adoptarse una serie de medidas generales destinadas a reducir los edemas sin producir deterioro de la función renal ni desequilibrio hidroelectrolítico y prevenir las complicaciones del síndrome nefrótico. El peso corporal es un marcador útil de retención hidrosalina y de eficacia del tratamiento.

Las medidas a adoptar son:

. Reposo y restricción de sal y líquidos:

El reposo debe ser relativo. El descanso en cama reduce el hiperaldosaterolismo y los edemas.

. Dieta: Hay que restricción del aporte de líquidos y de sal. Los ácidos grasos han de ser poliinsaturados. L dieta debe ser normoproteica (1g/kg/día) sin sal. El aporte calórico debe ser de 35 Kcal/kg/día. Cuando hay hiperazosemia hay que disminuir el aporte proteico a 0.6 g/kg/día.

. Diuréticos: El uso de diuréticos ha de ser muy vigilado, ya que a pesar de los edemas masivos, presentan un estado de depleción masiva de volumen. Se comienza con tiazidas; si hay poca respuesta, se suma espirinolactona, y si es preciso, furosemida o torasemida oral o intravenosa. Hay que vigilar los signos de depleción de volumen porque podemos producir una situación pre renal e incluso una necrosis tubular aguda.

. Control de la presión arterial y la dislipidemia: Los IECAs y los antagonistas de los receptores de la angiotensina II tiene efecto antiproteinúrico y pueden estar especialmente indicados. Deben administrarse con cuidado, aumentando la dosis de manera progresiva, ya que si hay depleción de volumen, pueden causar IRA. Las estatinas son los hipolipemiantes de elección. Debe prohibirse el tabaco.

. Profilaxis de tromboembolismos: Heparina de bajo peso molecular en pacientes encamados; aspirina o ticlopidina como antiagregantes a largo plazo.

Gran edema en las manos

Gran edema en las manos

edema en pies. Ésto puede verse en el SN

edema en pies. Ésto puede verse en el SN

  1. #1 por haidee hernansez vazquez - mayo 13th, 2012 a las 22:53

    gracias por que en la red hay informacion que sirv para que no nosotroas como madres nos informemos y sepamos un poco mas mi hijo padece esta enfermedad muy terribl pero el necesita todo el apoyo y no puedo asimilar esto todavias pero trato por que el me necesita aunque aveces siento que los medicos no hacen nada por que yo no sabia d otros mdicamentos al solo lo tratan con meticorten

(No será publicado)

  1. No hay trackbacks